Subir

Del qué dirán y otros demonios.

Buenas buenas…hoy escribo sobre el qué dirán y otros demonios porque resulta que  el qué dirán puede que exista y este en el ambiente como una enfermedad que se transmite por medio del aire, pero que sobre todo esta en nuestras cabecitas locas llenas de inseguridades medio absurdas.

Siempre nos han inculcado que no hagamos esto porque pensarán lo otro y que no hagamos lo otro porque qué dirán aquellos (afortunados aquellos que nunca lo escucharon aunque lo dudo) pero estoy segura que son frases que hemos escuchado en algún momento de nuestra vida.

A lo que voy y sin mas rodeos es que este tipo de comentarios nos cohiben de mostrar lo que realmente somos hablando en términos de moda (obvio de muchas otras situaciones mas existe este perenne problema pero hablemos de moda en este momento). Tenemos tan metido en la cabeza el qué dirán que usamos la mitad de lo que en realidad quisiéramos para nuestro outfit (no todas las mujeres padecen esto, pero si eres una de ellas este post es para ti).

DEL QUÉ DIRAN Y OTROS DEMONIOS

Hay tendencias que necesitan un cierto grado o mas bien alto grado de personalidad amarrada fielmente a la determinación de lo que queremos proyectar. Ejemplo, medias con zapatos, layering (prenda sobre prenda) o lentejuelas a las 11am de un miércoles super caZUalisima.

Pero ¿a qué voy con todo esto?, que pensándolo detenidamente llego a la siguiente conclusión: Hay dos motivos para no saborearnos con dedicación los detalles de la moda que amamos.

  1. Esas inseguridad que nos atormenta por comentarios que escuchamos o estereotipos estúpidos que nos venden las grandes empresas de moda y de muchas otras industrias.
  2. CON LA BARA QUE MIDAS SERÁS MEDIDO o EL QUE LAS HACE LAS IMAGINA una cosa de esas raras, porque si eres de las personas que espera para lanzar un dardo venenoso cuando ves a alguien con alguna prenda o algún detalle que no te parece OBVIO vas a pensar que los demás harán lo mismo contigo. ¿Cuál de las dos opciones es la tuya?

¿Cuántas veces te has cambiado antes de salir por el temor al qué dirán?

Estas dos teorías caseras viene después de dos meses de estar viviendo lejos de casa, resulta que estando en CHINA he podido notar que el tema de EL QUÉ DIRÁN simplemente NO EXISTE, acá las personas usan lo que quieren, como quieren de la manera que se les ocurra y no les importa nada mas, no están pendientes si la vecina se puso o no se puso, tampoco si se les ve panza o no, si son cuadradas o curvas, si están tonificadas o no, simplemente es un tema de cultura (cabe aclarar que con todas esas libertades que disfrutan al vestir por decisión propia sin pensar en comentario, tienen muy buen gusto las jijuemadres), que fantástico sería que así fuera en los países latinos porque la moda se vería así como acá o mas pro.

Lo que me recuerda que las normas al vestir nos han ido cortando las alas hasta para salir a comprar helados, ya no se ni que pensar, lógicamente hay excepciones de protocolo a las que no podemos escapar y que debemos seguir para poder generar ciertas impresiones con objetivos específicos, pero por lo demás…no creo que sea necesario y que poder disfrutar de la moda al 500% debería ser un deber y no una opción.

En vez de pensar qué van a decir antes de salir de casa, lo que se debe hacer es mirarse al espejo preguntarnos COMO NOS SENTIMOS, se vale sentirse libre en todos los aspectos. Quiero dejar claro que no se trata de IGNORAR LO QUE LOS DEMAS PIENSEN, se trata de tener claro que debemos dejar de IMAGINAR que las otras personas dicen o no dicen, piensan o no piensan, porque simplemente eso está es en nuestras cabezas.

La moda existe para expresar lo que somos con colores, texturas y siluetas, no para reflejar como nos hacen sentir los demás y el poder que los dejamos tener sobre lo que llevamos puesto. Las reglas las ponemos nosotros. ES HORA DE ARRIESGARSE! 

¿Qué opinan?